SYD BARRET / PINK FLOYD- SU HISTORIA EN 3 FACETAS-ADICCION A LAS DROGAS, COMPORTAMIENTO ERRATICO Y SU DECESO A DOSIS EXCESIVAS

Cantante en solitario y su crónica enfermedad hacia la muerte
En 1969, Syd Barrett se puso en contacto con EMI y propuso la idea de grabar algunas canciones que había compuesto. La discográfica dudó en aceptar la petición del músico en un principio, pero el creciente éxito de Pink Floyd fue razón suficiente para rescatar al fundador. Primero habló con Malcolm Jones para que fuese su productor y después de unas sesiones fue David Gilmour quien se hizo cargo de la producción. De esta tentativa, surgió su primer disco en solitario: The Madcap Laughs, producido por David Gilmour, Roger Waters y Malcolm Jones y con colaboraciones de miembros del grupo The Soft Machine. Carente de mayores arreglos, Gilmour tuvo la idea de publicar los temas en bruto. Por ello, en la mayoría de las canciones se escucha tan sólo la voz de Barrett y su Fender Telecaster. Caben destacarse de este trabajo canciones como "Dark Globe", "Here I Go", "Octopus", "Golden Hair" (un poema de James Joyce), "Feel" (mezcla de bohemia e incoherencia) o "If It's In You" (con su voz desentonando sobre una melodía que cautiva al oyente). Muchas canciones, según señala Malcolm Jones en su libro "The Making of The Madcap Laughs", que Barrett había grabado con gran entusiasmo, quedaron fuera del álbum al entrar Gilmour en la producción algunos temas célebres posteriormente editados, como el caso de "Opel" o del "Bob Dylan Blues".

En 1970 Syd había compuesto nuevas canciones y, entonces, David Gilmour emprendió la producción de un nuevo disco para su ex compañero, y que se llamó Barrett; LP al que se unió en la grabación Richard Wright. Y si bien Barrett no dejó de brillar en sus composiciones, éstas fueron más arregladas musicalmente, quitándole la magia acústica del álbum anterior. Destacan canciones como "Baby Lemonade", "Dominoes", "Waving my Arms in the Air" o "Effervescing Elephant".

Después de este último trabajo, Barrett realizó fugaces presentaciones en vivo, de las que se guardan grabaciones de muy mala calidad. Intentó una nueva banda en 1972 llamada "Stars", con la que fracasó en su primera presentación en vivo y de la que no se guarda grabación oficial alguna. En 1974, a petición de muchas personalidades del rock, como David Bowie, regresó a los estudios Abbey Road en una sesión de cuatro días, que dejó grabaciones carentes de voz con secuencias de acordes y blues, ninguna con título, excepto una llamada "If You Go". Años más tarde, se publicó The Peel Sessions (con cinco temas que Syd grabó con David Gilmour en el bajo para la BBC en febrero de 1970) y Opel, un álbum recopilatorio con catorce canciones dejadas de lado en las sesiones de 1969 y 1970. En 1993 EMI publicó Crazy Diamond-The Complete Syd Barrett una atractiva caja con tres CD: The Madcap Laughs, Barrett y Opel, cada uno con media docena de temas extra y un folleto de 24 páginas con información y fotos. Jamás volvería a pisar un escenario ni componer nuevas canciones.

En 1978, Barrett se mudó a la casa de su madre en Cambridge. Volvió a instalarse en Londres en 1982, pero regresó definitivamente al cabo de unas pocas semanas, realizando el trayecto de 80 km hasta Cambridge a pie. En noviembre de ese año, un periodista francés logró una especie de diálogo-entrevista con Barrett en puerta de la casa de su madre, donde él residía y se dedicaba, sobre todo, a la pintura y a una vida reposada tras no recuperarse de su fatídica experiencia por el excesivo consumo de alucinógenos y mandrax durante su juventud como músico.

El posterior documental televisivo sobre su vida y la reedición de sus canciones en álbumes recopilatorios de Pink Floyd, le permitieron a Barrett tener un buen pasar económico, siendo siempre atendido por su hermana luego del fallecimiento de su madre. En la última entrevista que se le hizo a Barrett, a raíz del documental, éste afirmó que le hizo gracia volver a verse tocando una música que ahora le resultaba «un tanto ruidosa» para escuchar.

El perfil psicológico de Syd Barrett continúa siendo un misterio. Muchos suponen que padecía de esquizofrenia, trastorno bipolar, psicosis, e incluso, aunque controvertido, el síndrome de Asperger, una variante del espectro autista. Aun así, sus comportamientos parecen explicarse mejor por su desmedido abuso de alucinógenos como el LSD.

Fallecimiento
El 7 de julio de 2006, el músico falleció a los 60 años como consecuencia de su diabetes crónica y un posterior cáncer de páncreas. Pocos días después, David Gilmour y Roger Waters en representación de Pink Floyd, junto a Rosemary Breen, hermana de Barrett, emitieron un comunicado conjunto en el que expresaban la consternación de la banda por la muerte de Barrett.

Ese año, las pertenencias de Barrett fueron subastadas, desde las cortinas de su habitación y libros hasta sus cuadros. Los fans del músico adquirieron rápidamente en subasta todo lo que pudieron de su ídolo pagando por ello elevadas sumas de dinero. Su casa, valorada entonces en alrededor de 300 000 libras, fue puesta a la venta en aproximadamente medio millón de dicha moneda.

Influencia Musical
A pesar de su corta carrera musical, Barrett es considerado uno de los artistas más influyentes de la historia de la música, se convirtió en una importante influencia para diferentes géneros que surgieron décadas después, tales como el rock alternativo, indie rock, punk rock, post-punk, entre otros géneros de música alternativa.

Muchos artistas han reconocido la influencia de Barrett en su trabajo. Paul McCartney, Pete Townshend, Blur, Kevin Ayers, Gong, Marc Bolan, Tangerine Dream, Julian Cope y David Bowie. Entre artistas que fueron inspirados por Barrett están Jimmy Page, Brian Eno, Sex Pistols, y The Damned, quien expresó su interés en trabajar con él en algún momento durante la década de 1970. Bowie grabó una versión de «See Emily Play» en su álbum de 1973 Pin Ups. La pista «Grass», del álbum Skylarking de XTC, fue influenciado Cuando Andy Partridge dejó a su compañero de banda Colin Moulding prestando las grabaciones de Barrett. La carrera de Robyn Hitchcock se dedica a ser Barrett-esque. Incluso, tocó «Dominoes» para el documental de la BBC 2001 Pink Floyd y Syd Barrett Story.

Discografía
Sencillos con Pink Floyd
Arnold Layne (Barrett) / Candy and a Currant Bun (Barrett) (1967) (#20 en el Reino Unido)
See Emily Play (Barrett) / The Scarecrow (Barrett) (1967) (#6 en el Reino Unido, #134 en EE. UU.)
Apples and Oranges (Barrett) / Paint Box (Wright) (1967)
Flaming (Barrett) / The Gnome (Barrett) (1967) [Solo en EE. UU.]